Movistar Riders, nuevo campeón de la Superliga Orange

Movistar Riders, nuevo campeón de la Superliga Orange

Los jinetes azules no dieron ninguna opción a G2 Arctic (3-0) y se apuntaron la primera Superliga Orange de su historia.

La Superliga Orange de League of Legends, la máxima competición nacional del título de Riot Games que organiza LVP, tiene nuevo dueño: Movistar Riders.

En una fugaz final, los jinetes azules cumplieron con los pronósticos y arrollaron a G2 Arctic por un resultado global de 3-0. El nuevo campeón de la Superliga Orange no dio ninguna opción a su rival, al que superó desde que se abrió la Grieta del Invocador, el campo de batalla virtual donde se desarrolla la competición de League of Legends.

Movistar Riders siempre fue un paso por delante de G2 Arctic. La veteranía y el talento de los jinetes, que les habían coronado como campeones de la temporada regular, se dejaron notar en esta gran final. Durante los tres mapas, el conjunto de Javier “JaVaaa” Martínez y compañía dominó a sus rivales.

El equipo de G2 Arctic, que dio la sorpresa en semifinales al derrotar al todopoderoso Vodafone Giants por 3-2, no pudo hacer frente a unos Riders que fueron muy superiores. No obstante, cabe destacar que el quinteto de los árticos debutó en la Superliga Orange en enero. En solo ocho meses, los cinco rookies han alcanzado la gran final de la competición. Una final que, para su desgracia, se llevó su rival sin ningún tipo de piedad.

Guiado por un sensacional Javier “ElYoya” Prades, MVP Orange de la final, Movistar Riders consigue el primer título liguero de su historia y se saca la espina de las finales de primavera 2020, en la que cayó con Vodafone Giants; y de primavera 2018, en la que perdió con MAD Lions. A la tercera fue la vencida para el equipo madrileño, uno de los más sólidos del panorama nacional.

La Superliga Orange luce plató en su gran final
Aunque la final se desarrolló de forma ‘online’ por razones de la pandemia, con los equipos disputando el encuentro desde de sus respectivas sedes, LVP preparó un espectacular plató en el centro de producción de MEDIAPRO en Barcelona. El objetivo era convertir la final en un entretenimiento que fuera mucho más allá de lo que sucediera sobre la Grieta del Invocador.

En ese sentido, la final gozó de una mesa de análisis por la que pasaron diversos invitados, y en la que se desarrolló tanto la previa como el post de Orange, así como de un set especial para las secciones de la final. Al concluir el encuentro, y tras la clásica imagen de Movistar Riders levantando la copa de campeón, los espectadores pudieron disfrutar de una ceremonia de clausura con música en directo.

SHARE